No hay manera mas fresquita de nutrirnos, sobre todo, de cara al buen tiempo, que un licuado de fruta, verdura y, ¿porque no?, las dos a la vez.

Estos licuados, pueden tener múltiples funciones, desde mejorar el sistema digestivo y limpiarnos, con uno de apio en ayunas, por ejemplo, hasta aportarnos una merienda rica y saludable, licuados de frutas mezcladas (manzana, plátano, fresas, melón..). Y es que lo bueno de los licuados, es que puedes mezclar variedades sin problemas, cambiando totalmente el sabor de tu vaso, así no nos aburrimos. Ejemplo de licuados que me suelo hacer yo, espinaca, manzana y zumo de limón. Otro seria, zanahoria. apio y jengibre, genial para estimular sistema digestivo. Para una merienda llena de color, manzana, piña y frutos rojos.

Ademas con estos zumitos 100% naturales y caseros, puedes quedar genial con una visita de amigos, familiar o con tu pareja. Es rápido, sano, fresco, y si le pones unos trocitos de frutitas por encima, virutas de chocolate, ralladura de zanahoria, (depende de lo que le pongas al licuado) pueden ser super atractivos y quedaras genial! A parte de cuidar su organismo y aportarles una cantidad de nutrientes increíble! Si lo hacéis, contarme como ha ido y si ha merecido la pena. Estoy segura de que si.

Antes de realizar estos licuados, aconsejo limpiar bien la fruta o verdura, sobre todo si no son ecológicas, por la cantidad de químicos y fertilizantes, entre otros, que se quedan en su piel.

En mi casa, últimamente se toman mucho, en desayuno, de postre, como merienda…de mil maneras y colores, dependiendo de los gustos de cada uno.

Cuidado para gente con sistemas digestivos delicados, ya que en vez de ser un beneficio, podría generar molestias digestivas.

Dicho esto, que aprovechen esos colores gente sana y disfruten!