Yo, en la mayoría de mis consultas elimino los lácteos por completo, ya que, en muchas potologías (alergias, psoriasis, artritis, colitis…), por no decir en casi todas, perjudica la situación e incluso la desata. Tengo que decir que SIEMPRE HAY QUE PERSONALIZAR CADA CASO, ya que no a todo el mundo hay porque quitarle los lácteos, ya que también tienen un aporte nutritivo importante, en cuanto a proteínas de alta calidad y utilizado como probiótico (ej, yogures), a parte de otros de sus beneficios.

Vuelvo a repetir, que hay que ver rigurosamente cada caso, para ver que lácteos quitar, frecuencia de tomas y si en algún caso hay que eliminar por completo.

Yo, como deportista y tolerante a los lácteos (sabiendo cómo consumirlos), los utilizo sin abusar, siempre de oveja o cabra, como postres, o entre mis clases dirigidas. Requesón y yogures, son los que más consumo y recomiendo. Los quesos curados también son beneficiosos, solo que hay que tener cuidado,por su gran aporte calórico.

Dicho esto, no hay porque tener miedo a los lácteos, siempre que te aconseje un profesional de la salud, ya que ellos saben si te conviene o no.

Ya sabéis que en YSSANA, muchas de estas inquietudes y maneras de aprender a comer es a lo que nos dedicamos a enseñarte.

Os muestro uno de mis tentempiés que me vuelve loca, requesón con miel, no cualquier miel, hecha en mi pueblo, casera casera y rica rica.

Feliz día gente sana!