Muchas son las veces en consulta que me preguntáis, ¿seguimos igual, no me vas a cambiar la dieta?

Cuando empecé a trabajar en consulta, hace unos años, normalmente, siempre que empezamos un trabajo en el que tenemos poca experiencia, intentamos que el paciente siga lo mas comodo posible el menú y que no “se aburra”, por eso, cada semana o cada quince días iba cambiando la dieta. Pero con el tiempo y la experiencia, he visto que, el buen resultado para adquirir una buena alimentación y una salud optima, no es el estar cambiando de dieta continuamente, sino que el paciente entienda porqué le damos esas pautas alimentarias ENSEÑANDOLE A COMER, ese es el mejor resultado a la larga, donde el paciente no dependa del profesional al 100%, sino que lo tenga como un apoyo/guía.

De la otra forma, cambiando de menú continuamente, no hacemos que el paciente aprenda, sino que esta esperando a saber qué dieta le toca esta semana. Es cierto que seria mucho mas beneficioso para mi, económicamente, ya que el paciente vendría todas las semanas a que le cambiara de dieta, pero mi objetivo no es ese, sino que el paciente APRENDA, y no darle todo masticado. Es como en el caso de los niños cuando aprenden a andar en bicicleta. Una vez que el niño/a aprende, puede bandearse a su aire. Ha aprendido a andar en bici, para siempre. En el tema nutricional, es lo mismo. hay que acertar con un buen profesional.

Por lo cual, como nutricionista, y como repito siempre en mis consultas, no colecciono “Dietas”, ENSEÑO A COMER. Es ahí donde el peso y los beneficios encontrados a nivel de salud, en la alimentación, se mantendrán para siempre.

Como siempre digo, la vida es cambio. Nosotros, nuestra situacion y necesidades, cambian, por ello, nuestra alimentación requiere ser ajustada. Siempre digo que es bueno mantener un contacto con el nutricionista para poder ver dichas nuevas necesidades nutricionales. Cada situación física, mental y emocional, requiere unas necesidades nutricionales especificas y para ello lo mejor es no abandonar a tu profesional de la salud, siempre estará ahí para cuidarte y que lleves una alimentación adaptada a tu situación de cambio.

El secreto esta en APRENDER.

Vanessa Rebouil, Dietista Nutricionista

YSSANA