Estos dos tipos de plato, son típicos platos de dieta cetogenica, que tanto se oye hablar hoy en día. Esta dieta, restringe los hidratos de carbono al máximo, utilizándolos en situaciones concretas. La paleolítica, busca alimentarse como nuestros ancestros: frutos, cereales integrales, frutos secos… con una dieta limpia y sin productos procesados. (EXPLICADO A GROSO MODO)

Las dietas cetogenicas, se utilizan mucho, a parte de para otras muchas cosas, para buscar una perdida de grasa corporal de manera eficiente y rápida, sobre todo, consiguiendo, una definición muscular. También es beneficiosa a nivel neurológico, por la producción de cuerpos cetonicos.

A mi me gusta leer, estudiar, probar en mi cuerpo y poder hablar, con conocimiento de causa, de todo lo referente a la nutrición y sus diferentes variantes, ya que es lo que me gusta y a lo que me dedico. Por ello, siempre observo la situación de cada paciente, en base a eso, utilizo un modo y otro de alimentación.

El caso de estos dos platos, consumidos en mi casa, son típicos de dieta cetogenica, que a veces utilizo para mi vida diaria. No tiene porque ser con el objetivo de buscar una perdida de grasa o peso, sino por salud. A mucha gente, le va muy bien este tipo de alimentación, por su carácter, objetivos en entrenos, físico…pero a otras personas no, por eso es muy importante personalizar cada caso. Asi como con todos los tipos de dieta, no hay UNA SOLA que valga para todo el mundo, o porque le vaya bien a la vecina a mi me tiene que ir bien. Hay que personalizar SIEMPRE.

No trabajo con un solo tipo de alimentación: macrobiotica, disociada, paleolitica… sino que, con todos estos conocimientos de nutrición, ADAPTO LA ALIMENTACIÓN AL PACIENTE.

Feliz día equipo!